Acompañamiento Terapéutico


Você pode compartilhar agora?

Autor:

  • Juan Pablo Boggiano e Virginia Cracco – psicólogos.

Nos dirigimos a usted para presentarle el dispositivo y la modalidad de trabajo del equipo de Acompañantes Terapéuticos Alear. El mismo esta conformado por Licenciados en Psicología y estudiantes avanzados de la carrera que construyen y sostienen el trabajo en conjunto desde el año 1995.
Es nuestro interés acercarle los lineamientos generales de lo que constituye nuestra tarea, quedando a vuestra disposición para concertar una entrevista que permita ampliar la información así como responder a las necesidades e inquietudes que puedan surgirle.

 

Tipos de Acompañamiento
El acompañamiento es un dispositivo flexible que le permite al profesional a cargo del tratamiento instrumentar diversas estrategias según la necesidad de cada paciente y del momento del proceso terapéutico.
Medicación: Hay pacientes que siendo capaces de desenvolverse de manera adecuada en la vida cotidiana no pueden hacerse cargo de la toma de la medicación. Un acompañante puede encargase de esta tarea especifica en los horarios asignados por el médico.
Traslado: El acompañante puede sostener el traslado del paciente a los lugares requeridos. Ida y vuelta al hospital de día, a la sesión o al trabajo.
Internación Domiciliaria: El acompañamiento es una alternativa válida a la hora de decidir una internación. Cuando la internación no puede evitarse, es un dispositivo capaz de acortar los tiempos de reclusión y posibilitar una pronta resocialización.
Guardias en Crisis: El acompañamiento puede instrumentarse para sostener una presencia terapéutica en momentos de crisis descomprimiendo y acompañando a la red natural del paciente.
Guardias Pasivas: La guardia pasiva le brinda al paciente la posibilidad de tener un referente al que recurrir ante cualquier emergencia.
Situaciones Críticas: El acompañamiento puede articularse alrededor de ciertas tareas o situaciones especificas que despiertan gran ansiedad en el paciente, visitar a la familia, someterse a un examen, etc.
Acompañamiento en Instituciones: El acompañante puede ayudar a sostener el proceso de un paciente dentro de una institución cuando esta se ve desbordada en sus posibilidades de contenerlo. Niños con problemas severos de conducta en instituciones educativas, pacientes que precisan mantener la continuidad de su actividad laboral en momentos de crisis, etc.
Sostén del Paciente en Ausencia del Profesional: Vacaciones, Congresos, etc.
Pacientes Clínico-Médicos: Acompañamiento de pacientes durante el pre y el post operatorio. Cuadros confusionales post operatorios, pacientes terminales, etc.

 
Acompañamiento Terapéutico
Campo del Acompañamiento
El Acompañamiento Terapéutico cuenta ya con una larga historia en la Argentina. En ese tiempo ha demostrado ser un dispositivo flexible y eficaz que permite diseñar diversas estrategias de intervención según la singularidad de cada caso.
Concebido en principio para pacientes con crisis agudas, probó ser una alternativa válida a la hora de decidir una internación y, cuando esta no pudo evitarse, un instrumento capaz de acortar los tiempos de reclusión y posibilitar una pronta resocialización. Es, a su vez, un instrumento que ha permitido mejorar la calidad de vida de pacientes crónicos.
Modalidad del Dispositivo
El equipo de acompañantes de Alear esta conformado por Licenciados en Psicología y estudiantes avanzados, con vasta experiencia. A cada paciente se le asigna un grupo de acompañantes que trabajan junto a un coordinador de acompañantes y al profesional a cargo del tratamiento. Este grupo se mantendrá durante el tiempo que dure el dispositivo.

Cuadros Clínicos
El Acompañamiento Terapéutico se instrumenta en una gran variedad de patologías: Trastornos psicóticos, Trastornos afectivos, Trastornos de ansiedad, Drogadependencia, Trastornos de la conducta alimentaria, Trastornos de la personalidad, Alteraciones severas de conducta en la infancia, Enfermedades psíquicas de la infancia, Patología psiquiátrica de la vejez.

Algunas Consideraciones Generales sobre la Función del Acompañante Terapéutico
Acompañar es estar con otro. Ser un otro testigo. Alguien que escucha y que asiste en el hacer. El acompañante establece un vínculo a través del encuadre (días, horarios, etc.) que posibilita un espacio de confianza y continuidad. Acompaña en las necesidades, dificultades, deseos y proyectos propios del paciente.

El acompañante contiene al paciente en sus angustias y ansiedades. A veces ante una situación de crisis, de gran desamparo e indefensión, es necesaria la presencia de una figura terapéutica que pueda permanecer un tiempo prolongado.

El acompañante trabaja en el ámbito cotidiano del paciente. Está junto a él en distintas situaciones, ayudándolo a organizarlas, enfrentarlas y elaborarlas, respetando sus tiempos y recursos. El acompañante cuenta con elementos para conocer cuál es el padecimiento del paciente. No sólo por la relación directa que tiene con él, sino también a través de la información y dirección que le proporciona el resto del equipo y su propia formación profesional.

El acompañante estimula las capacidades creativas del paciente. Apuesta a que así podrá desarrollar nuevos recursos y tendrá la posibilidad de elegir, frente a la antigua modalidad uniforme o estereotipada.

Cuando lo considere pertinente, el acompañante tiene la posibilidad de actuar como mediador entre el paciente y sus familiares, así como con el resto de sus vínculos; ofreciendo un espacio adecuado para la expresión del paciente y su entorno afectivo.

El acompañante sostiene y complementa la red natural del paciente.

La posición que ocupa el acompañante en la vida del paciente le permite recabar gran cantidad de información que podrá ser de mucha utilidad al equipo tratante.

 

Normas y Honorarios
 Toda actividad paga que se genere durante el tiempo de acompañamiento correrá por parte del paciente o de sus familiares.

Hora de acompañamiento: Se considerará hora de acompañamiento a todas las horas pautadas con un mínimo de 24hs. de anterioridad a la hora de presentación del acompañante en el lugar acordado.
Valor hora: 12 pesos.
Mínimo de horas: tres horas.

Urgencia: Se considerará urgencia a todo pedido de acompañamiento (al comienzo o durante el transcurso del dispositivo) con menos de 24 hs. de anterioridad a la hora en la cual el acompañante deba hacerse presente en el lugar acordado.
Valor hora: 16 pesos.
Mínimo de horas: cinco horas. Luego de estas cinco horas, y de continuar el acompañamiento, las horas se facturarán al precio de hora de acompañamiento.
A este honorario se le agregará el precio del remise desde el lugar donde se encuentre el acompañante hasta la residencia del paciente.

Guardia pasiva: Se considera guardia pasiva a aquella modalidad de acompañamiento en la cual el paciente dispone de un numero de teléfono donde encontrar a un acompañante en caso de que lo necesite.
Valor hora: 12 pesos.
Mínimo de horas: tres horas.
De surgir una urgencia, y el paciente demandar la presencia del acompañante, se le agregará a este honorario el precio del remise desde el lugar donde se encuentre el acompañante hasta la residencia del paciente.

Situación puntual: Se considerará situación puntual a todo pedido de acompañamiento que, desde un principio, se reduzca a unas pocas horas (menos de 24), un solo día y sin expectativas de continuación del dispositivo.
Valor hora: 16 pesos.
Mínimo de horas: cinco horas.
Si además de tratarse de una situación puntual es en horarios extraordinarios se le agregará a este honorario el precio del remise desde el lugar donde se encuentre el acompañante hasta la residencia del paciente.

Horarios extraordinarios: Se considerarán horarios extraordinarios a todo pedido de acompañamiento en horarios acotados (menos de seis horas) durante la noche o muy temprano a la mañana (de 22 a 8 hs.) y sin que estas completen otras horas de acompañamiento.
Valor hora: 16 pesos.
Mínimo de horas: tres horas.
A este honorario se le agregara el precio del remise desde el lugar donde se encuentre el acompañante a la residencia del paciente. Según el caso será el remise de ida o el de vuelta.

Administración de la medicación: Se considera administración de Medicación a aquella modalidad de acompañamiento en la que regularmente y en horarios pautados con anterioridad, un acompañante se acerca a la residencia del paciente para suministrarle la medicación.
Valor hora: 15 pesos.
Mínimo de horas: una hora.

Suspensión de horas de acompañamiento: Las horas de acompañamiento deben ser suspendidas con un mínimo de 24hs de anterioridad a la hora en que estaban pautadas.
Si este requisito no se cumpliera las horas serán facturadas de la manera acostumbrada..
Esta norma rige tanto para todas las modalidades de honorarios, las horas de acompañamiento, las horas acordadas para una situación puntual, horarios extraordinarios, guardias pasivas, así como para aquellas que se pauten en la urgencia.

 

Fonte:

ALEAR – http://www.geocities.com/alear_at/

Artigo publicado no “Site AT” em 25/06/2002.

Supervisão em AT.


Acompañamiento Terapéutico
Você Pode Avaliar Agora?

Você pode compartilhar agora?

Ficamos felizes quando você escreve aqui!